jueves, 28 de agosto de 2008

Una vida junto al Pampa


Corría el año 1956, una mañana cálida de los primeros días de febrero, yo, Antonio Abel, con 7 años cumplidos, correteaba en el patio de la casa de mi padre, Antonio Teodoro De Angeli, en María Grande, cuando un ruido de tractor que no era el de siempre me conmociono, era el Pampa de los hermanos Sacani (Adolfo, Arturo, Carlos y Argentino) vecinos de mi padre. Lo habían comprado nuevo en Paraná, en la concesionario Haimovich, que era oficial de I.A.M.E. Me viene a la memoria que los cuatro hermanos lo usaban para tirar un arado de 6 platos que tenia 1.4 metros de ancho. Siempre se escuchaba desde las casa cuando en las madrugadas lo hacían arrancar. En el año 59 lo vendieron a José Pesoa e hijos, que luego en el 62 se lo entrega a mi padre, en parte de pago de una cosechadora nueva. Ahí fue, que junto con mi hermano Juan (Juancho), me toco manejarlo, trasladar implementos a los campos y mostrarlo a los presuntos compradores.
Nunca he de olvidar cuando en una mañana llego un señor, en avión, con una caja de herramientas, hizo arrancar el Pampa y salió marchando con rumbo a la ciudad de Las Varillas, provincia de Córdoba. Desde ese día no pude ver mas a mi añorado Pampa, por eso siempre quise tener un Pampa, por eso que hoy he restaurado este Pampa, para que no solo sea recuerdo ese color anaranjado, ese ruido de su marcha pareja o de su arranque en las madrugadas, pa que la juventud aprenda como se trabajaba en el campo argentino hace unas décadas atrás y por supuesto pa no extrañar tanto aquellas épocas.

____________________________________________
El Pampa visito la exposición de Maria Grande.

El 2813 salio del galpón, lo cargaron en un acoplado recien comprado y lo llevo la Ford.



Aqui lo podemos ver en viaje, hacia Maria Grande.



Despues de varias horas y gran cantidad de termos consumidos en mate, llego a Maria Grande. El viaje fue largo, pero reconfortante.



Fueron varios los que ayudaron a bajarlo.


Y... algunos aprovecharon para probarlo.

El hombre cumplio su sueño, volvio a sentir la marcha del pampa en el patio de la casa donde nacio y se crio, la casa de la mama.



Finalmente el Pampa, 2813, se mostro en la exposición de Maria Grande junto a otras joyas de aquellas épocas y de otras también.


En las suiguientes imagenes podemos ver a dos personas que trabajaron en la restauración del 2813. Fabian Keller y Claudio Koch. (respectivamente).

Muchas personas observaron el Pampa. La gente de hoy se sorprendia con este maravilloso tractor, y las de aquellas epocas se emocionaban y traian de sus recuerdos historias que acarreaban a sus ojos lagrimas.

1 comentario:

Rosa Bulla Balbi dijo...

POR QUE NO HACER UN COMENTARIO DEL PAMPA EL TRACTOR ARGENTINO.SI SE COMENTAN TANTAS COSAS ERA Y ES UN MOJON DE ALGO NUESTRO¿QUE PARA SU EPOCA ERA LO QUE HABIA?ME ALLEGRA QUE LO HALLAN RECUPERADO.SLDS DEL FLACO BALBI DE S.JORGE STA FE...SUERTE.